¿Cuáles son los diferentes tipos de gamificación que existen?

Posted in: Marketing digitalÚltima actualización: 17/06/21

La neurociencia ha demostrado que el juego es un recurso muy útil cuando de aprender se trata, independientemente de que hablemos de niños o de adultos. Aplicados de forma correcta, los juegos ofrecen grandes ventajas no solo a nivel académico, sino también a nivel empresarial y personal. Conoce los diferentes tipos de gamificación.

La técnica que conocemos como gamificación o ludificación se basa en ofrecer un camino distinto hacia el  aprendizaje a partir de momentos divertidos y experiencias retadoras que despierten el espíritu competitivo de la persona.

Existen varios tipos de gamificación: gamificación educativa, gamificación empresarial, gamificación en redes sociales, la aplicada al ámbito de la salud y el bienestar… Sin embargo, su utilidad va más allá. En la actualidad, son más las empresas que hablan sobre marketing y gamificación como el camino correcto para fidelizar clientes, potenciar el conocimiento de marca y generar interacción en el mundo digital.

Tipos de Gamificación

Gamificación educativa

¿Aprender matemáticas jugando? ¡Por supuesto que sí! En un entorno educativo, la ludificación tiene como objetivo mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje a través de dinámicas propias del juego. Interiorizar los contenidos e incrementar la participación de los alumnos es posible gracias a la gamificación educativa, que utilizando sistemas de recompensas, la acumulación de puntos, las clasificaciones, las misiones y los retos, potencia la motivación de los estudiantes por aprender más y mejor.

Gamificación primaria

Dentro de la ludificación educativa, encontramos la gamificación en educación primaria. Sin duda, se trata de un gran aliado a la hora de formar a los estudiantes en esta etapa. Y es que, cuando se adquieren constantemente conocimientos de una forma divertida, logramos que los alumnos estén predispuestos a absorber más conocimientos. ¡Perfecto para que ningún estudiante se aburra en clase!

Ahora bien, probablemente te preguntes si gamificar solo sirve para educar. La buena noticia, tanto para los docentes como para los padres, es que los juegos en contextos académicos permiten cambiar las conductas de los más pequeños dentro del aula, cuestión que también se traslada al comportamiento en casa.

Los juegos de preguntas y respuestas, las mecánicas tipo Trivial, las plataformas digitales que fomentan la lectura y las aplicaciones con preguntas tipo test son solo algunos ejemplos de herramientas de gamificación que se pueden desarrollar en el aula de clases.

Gamificación secundaria

¿Te imaginas que en tus clases de ciencias naturales te hubieses convertido en un doctor que salvaba la vida de las personas con la ayuda de tus compañeros médicos? ¿Y si el objetivo final hubiese sido convertirse en el director de un hospital virtual? Estamos seguros de que tu motivación no hubiese sido la misma que estudiando únicamente con un libro en mano.

Esto es lo que logra la gamificación en la educación secundaria: alumnos que asumen retos y tratan de superarlos con la guía de un profesor que entiende sus inquietudes y motivaciones. Sin duda, el juego aplicado a la educación en el instituto, fomenta el aprendizaje activo y consigue que el estudiante muestre interés por aquellas asignaturas que, a priori, son consideradas muy complejas o difíciles.

Otro de los beneficios del juego en ámbitos educativos es que los alumnos trabajan en su inteligencia emocional y aprenden a trabajar en equipo.

Gamificación empresarial

¿Cuántas veces durante tu vida profesional has tenido que asistir a formaciones interminables y poco dinámicas? ¡Seguramente muchas! Las empresas lo tienen cada vez más claro: la gamificación empresarial aumenta el espíritu competitivo de los empleados, fortalece su compromiso con la organización, mejora la productividad, fomenta la creatividad y ayuda a que los trabajadores desarrollen habilidades concretas.

Se trata de aplicar dinámicas y mecánicas derivadas del juego en un contexto laboral. Un claro ejemplo lo tenemos en los equipos comerciales, en donde la gamificación juega un papel fundamental a la hora de perseguir objetivos de ventas a través de empleados motivados, capacitados y bien recompensados.

Otros sectores en los que podemos aplicar la gamificación

Como hemos visto, la gamificación tiene múltiples aplicaciones. Comúnmente, el sector educativo y el empresarial son los que más aprovechan las ventajas de aplicar estas técnicas en sus entornos, pero hay muchas más posibilidades. En el ámbito de la salud y el bienestar, ya se empiezan a implementar técnicas de ludificación que ayuden a inculcar en los ciudadanos buenos hábitos para la prevención de ciertas enfermedades.

En lo social, también es posible aplicar el juego. ONGs dedicadas a la protección del medioambiente han utilizado dinámicas de gamificación para transmitir el amor por la tierra y enseñar a los individuos, desde un enfoque 100% colaborativo, a reciclar y a respetar el planeta.

Ahora que hemos visto los tipos de gamificación, ¿estás listo para sumarte a esta revolución? Potencia tu creatividad, alcanza tus objetivos y diviértete mientras logras mejores resultados. Sea cual sea tu sector, siempre tendrás oportunidad de adaptar las técnicas de ludificación a tus necesidades.

Equipo de Easypromos

Fecha de publicación: 17/06/2021